(27 noviembre) - En un arduo calendario de competencias, los IX Juegos Centroamericanos fueron la gran frustración pinolera del año 2010.

Ese año se compitió en los Centroamericanos en Panamá, dos eventos en Mayagüez, Puerto Rico, los Juegos Centroamericanos y del Caribe, y el Premundial, y después la Copa Intercontinental en Taiwán. Y no todo fue bueno.

Después de barrer en los Juegos del 2006, había confianza en continuar el dominio en la región, al punto de atreverse a designar al pitcher abridor contra Panamá, nuestro principal rival. Pero no sucedió lo esperado y se perdió el trono ante nuestro mayor rival en la región, que es Panamá.

Se debutó con sombría victoria 3x1 sobre Honduras, reducida a 5 hits por Julio César Raudez, José Luis Sáenz y Jairo Pineda. Pero la ofensiva pinolera tampoco brilló. Se conectaron siete hits y costó producir.

Inesperaramente, el zurdo Elmer Andrade no le permitió anotación a la tropa nica en los primeros cuatro innings, en los que aceptaba dos hits. Fue hasta en el quinto episodio en que se marcó la primera carrera, producida por hit de Mario Holman y anotada por Juan Oviedo, que abrió con hit.

La segunda carrera se consiguió en el quinto episodio, para explotar y vencer a Andrade. Jimmy González se apuntó infield hit y estafó el segundo cojín. El relevista Mario Pacheco llegó descontrolado. Le dio base a Justo Rivas y cometió wild pitch que puso a Jimmy en tercera, para anotar por fly de sacrificio de Esteban Ramírez.

Raudez lanzó para un hit en los primeros cinco episodios, y los otros tres los permitió en cada uno de los innings siguientes. Su dominio era absoluto.

Fue hasta en el octavo inning en que Nicaragua anotó su tercera carrera, impulsada por Jimmy González con hit, anotando Edgard López.

Honduras escapó a la blanqueada en el noveno inning por boleto de Sáenz a Rosman Vallecillo, quien robó la segunda base y lo impulsó Danilo Dubón con hit.

Jimmy, efectivo

Jimmy González bateó de 4-4, anotó 3 e impulsó 2 carreras, para conducir a la
Selección a la victoria por nocaut 10x0 sobre El Salvador. Debutó Juan Carlos Urbina con tres producidas, en respaldo de Diego Sandino, que tiró en todo el juego.

Se anotaron tres carreras en el primer inning. Jimmy empujó una con doble, y Urbina aportó dos más con doble por el jardín izquierdo.

Otro rally de tres carreras se logró en el tercer inning. Jimmy bateó hit, y ya con dos outs, llegaron hits consecutivos de Urbina, que remolcó, Sandor Guido, Juan Oviedo, que impulsó a Urbina y Adolfo Matamoros, con doble productor de una más.

El nocaut quedó a la vista en el cuarto inning, en que se anotaron tres carreras, dejando el desafío 9x0. Holmann conectó doble y lo remolcó Jimmy. Con bases llenas, hubo wild pitch y Sandor Guido impulsó la novena del juego.

Esteban Ramírez bateó por Renato Morales en el quinto episodio y conectó jonrón que puso la pizarra 10x0, y sólo era asunto de sellar el KO.

El perdedor fue Ricardo Cardona, quien permitió 6 carreras en 3 innings.

¿Qué pasó?

El domingo 18 de abril era un día especial para la Selección. Era el duelo contra Panamá, y estaba en juego la medalla de oro. Los técnicos pinoleros depositaron toda su confianza en el veloz lanzador Gonzalo López, quien estuvo firmado por los Bravos de Atlanta y estuvo en las ligas menores. Pero no fue el factor de dominio, en tanto los bateadores pinoleros fueron sometidos por el pitcheo zurdo de Davis Romero y Gustavo González.

Mientras Romero tiraba perfecto los primeros 3.1 innings, ponchando a seis de diez enfrentados, López y el receptor Adolfo Matamoros no se entendían y se permitieron cuatro carreras, en el inicio de un tormentoso juego que finalizó por nocaut 12x2.

En el segundo inning, Javier Quiroz bateó hit y avanzó a tercera por doble de Jaime Jaen después de un out. Bateando Eddy Serrano, López cometió un wild pitch y anotó Quiroz. Jaen posteriormente anotó por pasbol.

El tercer inning López lo inició con boleto a Adolfo Rivera. Admitió doble de Jonathan Saavedra. Rivera anotó por wild pitch y Saavedra por fly de sacrificio de Audes De León.

Wilder Rayo, recién reinsertado en la Selección, apareció en el cuarto episodio, pero no sacó out y soportó 3 anotaciones de un rally de cinco que hicieron los canaleros. Berman Espinoza entró al fuego y apenas sacó un out y explotó con hit. Esteban Pérez relevó y Audes de León remolcó con su segundo fly de sacrificio, y admintió hits de Carlos Muñoz y Javier Quiroz, que impulsaron carreras.

Nicaragua, reducido a dos hits en cuatro episodios, despertó de su letargo y marcó dos carreras en el quinto, aprovechando error del paracorto en batazo de Juan Carlos Urbina, quien anotó después de dos out, por hit de Matamoros, boleto a Renato Morales y hit de Mario Holmann.

Pero los panameños remataron en el cierre del quinto con tres anotaciones, combinando dos hits y dos bases a errores de Esteban en tiro a la inicial, y de Jimmy, y un fly de sacrificio. Relevó José Luis Sáenz, pero el nocaut estaba preparado.

Ahí se perdió la medalla de oro.

Triunfo agridulce

Al día siguiente de la debacle, Nicaragua le propinó Súper nocaut 17x2 a Costa Rica, sólo para asegurar la medalla de plata de los IX Juegos. Armando Hernández lanzó para 2 hits en 5 innings y Jairo Pineda tiró un inning, en que permitió las dos carreras.

En la ofensiva de 13 hits destacaron Juan Oviedo de 4-3, con jonrón y cinco carreras impulsadas, Esteban Ramírez 5-3, 4 remolques, Edgard López de 3-3, 2 anotadas.

Oviedo bateó su jonrón en el segundo inning. Se anotaron cuatro carreras en el segundo, impulsadas por Jimmy González, Sandor Guido, Oviedo y otra por wild pitch. En el cuarto llegaron tres más, impulsadas por Edgard López, y dos
Esteban Ramírez.

Para el quinto episodio, la ofensiva fue de seis carreras, las que produjeron Jimmy, Mark Joseph, Sandor, dos Oviedo y una por balk. Se remató con tres en el sexto inning, dos impulsadas por Esteban y otra por Oviedo.

Las carreras ticas en el cierre del sexto las ipulsó Ariel Moore con doble y dos outs.

Beisbol Menor

Galeria de Fotos