(27 Abril 2017).- En la ciudad de Chitré, del departamento de Herrera, Panamá, falleció este martes 25 de abril, el ex pelotero MANUEL ANTONIO “COPA” DÍAZ CASTILLO, quien fue una de las figuras que destacó en el beisbol nacional, tanto a nivel Profesional como en la Primera División.

Él alineó como patrullero derecho y posteriormente tercera base del equipo San Fernando que enfrentó al Bóer en el juego inaugural de la Primera Liga Profesional nicaragüense, el el sábado 3 de abril de 1956 en el Estadio Nacional.

Ahí comenzó su brillante carrera en nuestra pelota profesional, en la que se distinguió por ser un pelotero de buen tacto y de gran habilidad en la caja de bateo para conectar la pelota a cualquiera de los senderos, dependiendo de la situación y juego y los compañeros que tenía en las bases.

En nuestra pelota profesional, hasta antes del curazoleño Yurendel De Caster, era el único jugador que ganaba dos títulos de bateo. En la temporada 1958-1959 lo hizo con el Cinco Estrellas, promediando .359, y después fue con León, bateando .354 en la temporada 1964-1965.

El historiador y estudioso de nuestro beisbol, Julio Miranda Aguilar, en una reseña de algunos impactos de la Profesional de los años 50 y 60, destaca a “Copa Castillo” como uno de los tres peloteros que conectaron tres jonrones en un juego. Lo hizo en la temporada 1958-59 con el Cinco Estrellas. Los otros que lo consiguieron fueron Ramón “Lotario” Rodríguez, (1956) con Granada y Aldo Salvent (58-59), con León.

Su empuje fue tal que según los récords de las tres primeras temporadas de la Profesional, proporcionados por Guillermo Uriarte II (El Kaiser) y Pancho “Pepe” Prado, “Copa Castillo” fue All Star en las tres ediciones como outfield y tercera base, siendo el Más Útil (Más Valioso) de la Liga en 1956 y  fue Más Útil del San Fernando en la Segunda Temporada, figurando en el All Star como el mejor Utility. También fue All Star en la tercera edición.

Se casó en Nicaragua, que se convirtió en su segunda patria, y fue manager en la pelota Profesional.

Durante el tiempo de impase en la Profesional, “Copa Castillo” jugaba en Panamá y también en la Liga Mexicana de beisbol, en la que fue parte de un juego sin hit ni carrera con el equipo Petroleros de Poza Rica, con sede en Córdoba, Veracruz. Ese fue ante los Senadores de Austin, y el no hitter lo bordó Román Ramos. Por los Senadores relevó el joven nudillista Phil Niekro, que luego se convertiría en un pitcher de 300 juegos ganados en Ligas Mayores. También estaba Tommie Aaron, el hermano del gran jonronero Hank Aaron. “Copa Castillo” fue el receptor de Ramos y conectó jonrón en el desafío que finalizó con pizarra 11x0.

Al finalizar la Liga Profesional en nuestro país, se incorporó al beisbol de Primera División, siendo entrenador, y manager de los equipos Estelí y Flor de Caña. Es el único manager que disputó dos Series Finales en un mismo año. En septiembre de 1974 con Estelí en la Liga de la Feniba perdió en siete juegos contra el Chinandega de Noel Areas, y en octubre dirigió en la Final, al Flor de Caña en la Liga Esperanza y Construcción contra los Mets de León de Oscar Larios, que se coronó en siete juegos. En 1975 con el Estelí, perdió la Final contra los Búfalos-Bóer que dirigió Octavio Abea.

Desde finales de los años 70 volvió a Panamá, donde había destacado como pelotero en los campeonatos nacionales en los que defendió los colores de su provincia natal, Herrera. También dirigió a equipos de algunas provincias, entre ellas Colón, Los Santos y la herrerana.

La Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada, Feniba, envía a sus familiares sus condolencias por el deceso de “Copa Castillo”, quien es un orgullo del beisbol panameño y nicaragüense.

Martín Ruiz Borge
Especial de Feniba

Beisbol Menor

Galeria de Fotos