Por Martín Ruiz Borge / Especial de Feniba

(03-05-2020).- ¿Cuántos hits?, ¿cuántos extra-bases pudo haber conectado Richard Hunter?.. Muchos, igual que las emociones que brindaba su accionar en el terreno de juego.

El viernes se tuvo la triste noticia de su deceso en su natal Corn Island, de donde saltó al estrellato con el equipo Costa Atlántica, que ahora conocemos como Costa Caribe.

Ahí están los números que respaldan sus habilidades en el terreno de juego. Era bateador de .300. Por asuntos personales se retiró a los 31 años de edad, en momentos en que su vida deportiva se consolidaba.

Dueño de un poderoso brazo, y con mucha precisión, competía con reputados patrulleros, como Ramón Padilla, Juan Cabrera o Eduardo Romero. Veloz de piernas, conseguía mucha cobertura desde el bosque central y cuando estaba al ataque, solía apuntarse muchos extra-bases, y muchos triples. Bateó 27 triples y figuraba entre primeros 13 peloteros de más triples conectados en sus carreras.

Sólo una vez, en 1995, fue líder de triples conectados, con 5, aunque su mejor temporada ofensiva la tuvo en 1993, en que pasó a los Dantos. Ese año conectó 133 hits, remolcó 74 carreras y bateó 14 jonrones, con promedio de .339.

Con la Selección

Su desempeño en la liga local desde temprano le abrió las puertas a la Selección Nacional de Beisbol, en la que estuvo en cuatro ocasiones, y por coincidencia, en tres de ellas, trajo medallas colgadas en el pecho, un oro y dos platas.

A los dos años de jugar en el “Pomares”, estar en las finales de 1988 vs Dantos, y 1989 vs Chinandega, cuando la Costa se coronó, fue convocado a la Selección de 1990 que obtuvo la medalla de plata en Edmonton, Canadá. Defendía los jardines con Erly Britton, Sandy Moreno y Angel Zúniga.

En su debut, contra el equipo de México, bateó por Britton en el octavo inning y conectó triple productor de dos carreras y luego anotó. Ese juego se ganó 10x1. Resumió 3 hits en 4 turnos en los duelos que se le ganaron a Japón. En ese Mundial, Hunter bateó .308 y conectó dos triples.

Reapareció en el Premundial de 1993 que se realizó en nuestro país, y contribuyó a la conquista de la medalla de oro. El manager Ramiro Toruño lo ubicó como el lead-off del equipo. Ratificó su importancia titular en los jardines, donde se alternó con Freddy García, Ramón Padilla y Aníbal Vega.

Fue el segundo máximo hiteador del equipo (9). Le bateó de 4-2 a Costa Rica, 4-3 a Canadá, 5-3 a Colombia. En semifinal fue el mejor bateador contra el exigente pitcheo de Estados Unidos (4-3), y se fue de 2-2 con una anotada y una empujada en el juego final contra Puerto Rico. Bateó para .281.

Fue el patrullero de mejor rendimiento en la Selección Nacional que obtuvo el cuarto lugar en el XXXII Campeonato Mundial de 1994 en nuestro país. Compartió el liderato de triples conectados con el taiwanés Chih Fan Ho y el cubano Lourdes Gourriel, todos con 2. Bateó para .333.

Ahí defendió los jardines junto con Carlos Berríos, Ramón Padilla, Sandy Moreno y Aníbal Vega, y con éstos mismos estuvo en los XII Juegos Panamericanos celebrados en Argentina, donde se ganó la medalla de plata.

El inmenso estadio Ezeiza, de Buenos Aires, donde se jugó el béisbol, no permitía que alguien conectara jonrón sobre las bardas, pero sí se podía de campo. Y eso hizo Richard Hunter en el juego contra Puerto Rico, ante el lanzador Nelson Sánchez con uno a bordo en el séptimo inning, en juego que se le ganó 5x0 a los boricuas con Daniel Miranda en la colina. El jonrón abrió el marcador y decidió el juego.

Richard Allen Hunter Downs pudo haber hecho más en el beisbol, pero en el tiempo que estuvo, mostró su calidad. A nivel casero saboreó dos títulos, el primero de la Costa Caribe en 1989 y otro con el San Fernando en 1994, y con la Selección, estuvo brillante. Gracias Richard.

Estas son las estadísticas de Richard Hunter en casa y con la Selección Nacional: