Tomado de LA PRENSA

Nicaragua derrotó 6-4 a Brasil y con dos victorias sin derrota, es el único equipo invicto del Campeonato Panamericano Sub-10 de Beisbol, que se realiza en San José, Costa Rica.

Los nicas son los actuales monarcas de esta categoría y han establecido una dinastía con tres títulos consecutivos.

El rivense Gean López fue el abridor y ganador por Nicaragua, con juego salvado del también sureño Fabián Flores, mientras que el capitalino Eyner Figueroa bateó de 4-3, para colocarse al frente de la ofensiva, en la que además destacó el esteliano Kamil Talavera con dos carreras anotadas.

Los nicas se miden a Panamá, este lunes a las 8:00 de la mañana, en un partido de enorme importancia, debido a la pretensión de los pinoleros por mantener su hegemonía en el área.

Si Nicaragua sale adelante contra Panamá, los siguientes “huesos duros” serán República Dominicana y Colombia. Además, faltan los partidos frente a Costa Rica y Guatemala.

El equipo pinolero debe ganar la mayor cantidad de juegos posibles porque no habrá semifinales y para pelear el título de este torneo será necesario quedar entre los dos mejores de la ronda regular.

 La selección nica es dirigida por el rivense Winkler Beteta y entre sus coachs tiene a Angelica Ramírez, quien el año pasado fue quien conquistó este campeonato como mánager.

EL PRIMER TRIUNFO

La Selección inició con éxito la defensa del título al propinar un nocaut de 16-0 a Honduras este viernes.

El capitalino Juan Carlos Rojas fue el ganador del partido, con relevo del rivense Howard Moya, mientras que Cristian Jarquín, del Triángulo Minero, fue el mejor bateador al irse de 2-2, además de recibir una base por bolas y un golpe.