Finalmente, la Selección Nacional de Beisbol Sub-12, ocupó el sexto lugar en el Torneo Panamericano de Beisbol, que se realizó en Aguascalientes, México, y que clasificó a cuatro equipos al Mundial de Taiwán en el 2019.

Estados Unidos fue campeón invicto, tras derrotar 10x2 a México, y Cuba se agenció la medalla de bronce, por su triunfo 12x5 sobre Venezuela. Los cuatro clasificaron al Mundial.

Ser sexto entre la docena de competidores es buen resultado si consideramos el alto nivel de competencia. Nos ubicaron en un grupo complicado, tal es la prueba al observar a México de subcampeón del torneo y Venezuela en cuarto lugar, que estaban sobrados en el torneo y nos ganaron en los compromisos de grupo. Ya en la segunda fase, se tuvo una sonada vicrtoria 5x2 sobre Cuba, pero nos faltó ofensiva y suerte para el cierre.

Revisando las actuaciones de los punteros, fácilmente se comprueban los niveles de competencia. En la fase clasificatoria, México y Estados Unidos ganaron todos sus juegos con más de diez carreras cada uno, Venezuela sólo fue batido por México 12x2, y siguieron su fortaleza en la segunda parte.

Fue destacado el juego perfecto que le propinó México a Cuba 10x0 con gran pitcheo de Luis Sarabia, que ponchó a 13 de 15, y de Dany Flores.

Estados Unidos fue campeón invicto y dos veces venció a los mexicanos, 11x0 en la segunda ronda y 10x2 en la Final.

Contra esos equipos, nuestros muchachos se fajaron. Hubo mucha voluntad por hacer el trabajo, y lo consiguieron en la medida de las posibilidades. Hay que recordar que hubo poco entrenamiento y fogueo, pero aún así batallaron, superando diversas adversidades.

Uno de los factores que influyó en algunos momentos del torneo, fue el clima. En varias ocasiones la temperatura era baja y por lo general nos programaban en las primeras horas de la mañana.

Al cierre de la primera fase se perdieron los servicios de Tito Martínez, uno de los principales artilleros y lanzadores del equipo. Se fracturó la muñeca izquierda al deslizarse en segunda base en el juego contra Aruba. Había bateado dos jonrones y era uno de los lanzadores para la segunda fase.

También decreció el rendimiento de Jeral Bravo, que tuvo dificultades en el montículo, aunque tuvo buenos aportes ofensivos.

La defensiva tuvo problemas, y por ahí se perdieron oportunidades. Ese fue el caso del juego contra Venezuela, nos ganó 20x5, cuando en el tercer episodio estábamos 5x5. El cuarto inning fue terrible, hubo descontrol de los lanzadores, que dieron 7 bases por bolas, que se combinaron a tres jonrones y cuatro errores. Ahí marcaron 15 carreras.

Pero nuestros peloteritos no bajaron la guardia y pelearon su clasificación a la segunda fase, que fue más exigente.

Los resultados de Nicaragua fueron los siguientes. Se clasificó con balance 3-2, por el triunfo 8x3 sobre República Dominicana. Se perdió 20x5 ante Venezuela, 11x2 frente a México, se gana 18x1 a Argentina y 11x1 a Aruba. En la segunda fase se terminó con balance 1-2. Se le ganó a Cuba 5x2, pero Panamá nos venció 11x7, sacándonos de la clasificación. Finalmente, Estados Unidos ganó por súper nocaut 15x0, limitándonos a un hit.

Posiciones finales: 1- Estados Unidos; 2- México; 3- Cuba; 4- Venezuela; 5- Panamá; 6- Nicaragua; 7- Colombia; 8- Brasil; 9- Aruba; 10- República Dominicana; 11- Argentina 12- Honduras.

 

ALL STAR

La mejor novena del torneo

 

1B: Dean Moss, USA

2B: Brock Thompson, USA

3B: Carlos Miguel Villalobos, Colombia

SS: Denilso Águila, Cuba

JD: Leonardo Nicolao, Brasil

JC: Ricado Orozco, México

JI: David Guzmán, Venezuela

Lanzador: Luis Sarabia, México

C: Kailand Halstead, USA

MVP: Kibru Pam, USA

 

Récord de lanzador: Luis Sarabia, México

Carreras limpias permitidas: Luis Sarabia, México

Campeón de carreras: Dean Moss, USA

Bases robadas: Juan José Landher, Venezuela

Campeón bateador: Kailand Halstead, USA

Campeón de cuadrangulares: Ricardo Orozco, México